Discurso del Embajador Jürgen Christian Mertens en el Día de la Unidad Alemana 2017

Ampliar imagen

Excelentísima Señora Patricia Bullrich, Ministra de Seguridad,

Excelentísimo Sr. Guilermo Dietrich, Ministro de Transporte

Excelentísimo Sr. Pablo Quirno , Viceministro de Finanzas

Excelentísimo Sr. Claudio Avruj, Secretario de Derechos Humanos y Pluralismo Cultural de la Nación 

Excelentísimo y Reverendísimo Monseñor Emil Paul Tscherrig, Nuncio Apostólico y Decano del Cuerpo Diplomático, 

Excmos. Señores Gobernadores, 

Honorables Senadoras y Senadores, Honorables Representantes de la Cámara de Diputados, 

Honorable Juez Federal Daniel Rafecas, 

Honorable Sr. Lic. Fulvio Pompeo, Secretario de Asuntos Estratégicos de la Nación 

Excelentísimo Embajador Gustavo Rodolfo Zlauvinen, Subsecretario de Relaciones Exteriores 

Excelentísimos colegas embajadores y representantes de las Organizaciones Internacionales, 

Honorables representantes de las diversas comunidades religiosas, 

Excmo. Sr. Ministro Leandro Fernández Suárez, Director de Ceremonial de Cancillería 

estimados Cónsules Honorarios, 

Honorables Rectores de las Universidades, 

Honorables representantes de las Fuerzas Armadas y de la Policía Federal, 

damas y caballeros, 

queridos compatriotas, liebe Landsleute

Mi esposa y yo deseamos darles nuestra muy cordial bienvenida a esta celebración del vigésimo séptimo aniversario de la Unidad Alemana en el Salón Buen Ayre del Hotel Hilton en Puerto Madero.

Actualmente, y desde hace 27 años, Alemania es otra vez un país unificado. Considero, que para no pocos de los presentes, a veces es difícil imaginar, que este día de júbilo para nosotros, los alemanes, haya acontecido hace ya tantos años atrás.

Recientemente, leyendo un diario, encontré la siguiente frase:

El ser humano necesita la celebración para alimentar a su alma agotada por todas sus labores y ocupaciones.”

Creo que, en cierta forma, esta frase también es aplicable al día de hoy. Es bueno tener una ocasión fija y periódica para detenerse a reflexionar y conmemorar un acontecimiento de tanta alegria para nosotros, los alemanes, producido hace 27 años.

Es importante recordar de qué modo, la gente en la entonces República Democrática Alemana manifestaba en contra del régimen de injusticia. Sólo su protesta pacífica y valiente en las calles de Berlín Oriental, en Leipzig y en otras ciudades de Alemania Oriental, hizo posible la Caída del Muro de Berlín y la finalización del régimen dictatorial del Partido Socialista Unificado (SED).

Si bien la división alemana duró 40 años, el camino hacia la Caída del Muro y hacia la Unidad Alemana transcurró rápidamente. Los responsables políticos se percataron de la ocasión histórica y, en menos de un año, el pueblo alemán recuperó su unidad. Teniendo en cuenta que hasta ese momento muchas personas en el Este y en el Oeste ya no creían seriamente en una posible reunificación, el valor de este logro nunca será suficientemente apreciado. 

Quisiera en este instante recordar especialmente al Canciller Federal de entonces, Helmut Kohl, fallecido en el mes de junio de este año. Sin lugar a dudas, debemos esencialmente a su perspicacia y a su tesón, que en la actualidad Alemania haya recuperado la unidad en paz y en amistad con sus vecinos y firmemente arraigada en Europa. 

En este contexto también resulta inolvidable nuestro Ministro de Relaciones Exteriores de entonces, Hans Dietrich Genscher, quien en los libros de historia  es denominado el “arquitecto de la Unidad Alemana”. 

Somos conscientes de que, en gran parte, también debemos la reunificación a nuestros amigos europeos orientales y occidentales, y seguiremos sintiendo esta gratitud tanto hacia ellos como por la solidaridad de nuestros amigos estado-unidenses.

Detengámonos un  momento para expresar nuestra más sincera simpatía hacia las víctimas, hacia los heridos y hacia todos los familiares que sufren tanto por los recientes acontecimientos tan horribles en Las Vegas. 

El acto principal de la celebración fue realizado hoy en Maguncia (Mainz); finalizó hace pocas horas y ha subrayado una vez más nuestra firme adhesión al credo europeo, a la integración europea. 

Por tal motivo, el 3 de octubre es para mí una buena fecha para reflexionar sobre la cooperación con los países, con los cuales nos unen muchas cosas en común pero, ante todo, una base de valores en común. ¡A pocas semanas de mi arribo a Buenos Aires puedo afirmar, sin duda alguna, que existen muchos factores que unen a Argentina y Alemania!

Nuestras relaciones bilaterales se encuentran en un excelente nivel. Esto no se refiere solamente a la relación entre nuestros gobiernos, sino también al avance de la cooperación en los ámbitos económico, científico y cultural. 

La visita de la Canciller Federal Angela Merkel, en el mes de junio del año en curso, ha sido una especial expresión de nuestras buenas relaciones. En mi función previa en calidad de Jefe de Ceremonial de la parte alemana, he podido acompañar y preparar esta visita.

Este acontecimiento muy privilegiado me permitió poder conocer un poco este maravilloso y pujante destino, Buenos Aires, antes de asumir aquí mi nueva función. 

En el pasado mes de julio el Presidente de la Nación, Mauricio Macri, participó con una destacada delegación en la cumbre del G 20 en Hamburgo, y como miembro de la troika contribuyó en alto grado al éxito de la cumbre.

Nuestros países están muy estrechamente ligados en la política internacional – Alemania, en ejercicio de la presidencia del G-20, pasará el 30 de noviembre  el relevo a la Argentina, la cual ejercerá, durante los próximos 12 meses, la presidencia de este importante foro internacional, cuyo objetivo es la solución de cuestiones globales apremiantes.

He encontrado en la Argentina una presencia alemana notablemente vital y diversa: numerosas instituciones consolidadas aquí a lo largo de mas de 150 años son testigos de la actividad de la comunidad alemana: el Hospital Alemán recién cumplió 150 años.

Desde hace más de 101 años la Cámara de Industria y Comercio Argentino-Alemana (AHK) en Buenos Aires trabaja por el bienestar de nuestros países. La FAAG, es decir la Federación de Asociaciones Argentino-Alemanas, con la cual hemos llevado a cabo hoy en la Plaza Alemania el acto público del Día de la Unidad Alemana, está presente desde hace muchas décadas.

Asimismo, las fundaciones políticas son importantes socios para la Embajada, ya que debido a su especial conocimiento y a su red local contribuyen en gran medida a través de su actividad a una comprensión mutua de nuestras sociedades.

Cada año de las 30 escuelas alemanas en toda la Argentina egresan  jóvenes iniciando su vida profesional o universitaria y, al mismo tiempo, se convierten en embajadores de la amistad argentino-alemana. 

El Servicio Alemán de Intercambio Académico (DAAD) y el Instituto Goethe han continuado luciéndose como socios valiosos para la Embajada en las áreas científica y cultural. Por su parte, con numerosas y diversas actividades culturales el Goethe Institut ha podido festejar este año medio siglo de presencia en la Argentina. 

Quisiera expresar un especial agradecimiento a nuestros Cónsules Honorarios, quienes también contribuyen substancialmente al creciente y recíproco entendimiento entre nuestros pueblos. Todas estas instituciones y, ante todo, las personas ligadas a ellas, constituyen los amplios y sólidos cimientos, sobre los cuales puede sustentarse la gran política. 

El lema de los actos oficiales del Día de la Unidad Alemana en el presente año es: 

„Zusammen sind wir Deutschland“

„Juntos somos Alemania“ 

Y aquí, en Buenos Aires, yo quisiera agregar: „Juntos somos Alemania ¡En amistad con Argentina!”

Con este espíritu, me complace mucho que colaboremos juntos para la continua profundización de nuestras relaciones bilaterales. 

Quisiera también aprovechar esta ocasión para agradecer cordialmente por el cálido recibimiento que nos han brindado aquí a mi esposa y a mí. 

Muy especialmente quisiera también dar las gracias a nuestros espónsores, quienes con su generoso apoyo han contribuído para llevar a cabo nuestra celebración del día de hoy: 

Bayer

BMW Group Argentina

B. Braun Medical

Claas Argentina

DHL Express

Fresenius Medical Care Argentina

Henkel Argentina

Hilton Buenos Aires

Jägermeister

Leonhardt & Dietl Abogados

Lufthansa Líneas Aéreas Alemanas

Mercedes-Benz Argentina

Merck

Indexport Messe Frankfurt

Porsche Argentina

SAP Argentina

Familia Schröder Wines

Siemens

Volkswagen Argentina

Warsteiner

Wintershall Energía 

Brindemos por la amistad entre nuestros países y por un futuro muy promisorio. 

Que viva Argentina – que viva Alemania 

Que el Señor bendiga a nuestros pueblos

Zum Wohl - Salud!!!