El edificio de la Embajada

La Embajada de Alemania en Buenos Aires Ampliar imagen (© Embajada de Alemania)

Si bien las relaciones entre Alemania y Argentina se remontan a más de 150 años, el edificio de la Embajada es mucho más joven. Desde abril de 1983 la Embajada y el Consulado se encuentran en un mismo predio en el límite entre los barrios de Palermo y Belgrano. Desde diciembre de 1966 hasta abril de 1983 la Embajada se encontraba en el centro de la ciudad, sobre la calle Maipú 942.

El predio actual de la Embajada en la calle Villanueva 1055 tiene una historia multifacética: el predio perteneció originalmente a la familia de banqueros Tornquist, que a finales del siglo XIX desempeñó un papel importante en la sociedad de principios del siglo pasado. Ellos hicieron construir por el arquitecto Carlos Nordmann un castillo en estilo Tudor que llamaron Villa Ombúes. Jorge Newbery, el primer piloto de globo aerostático, levantó vuelo en 1908 desde este lugar. El terreno de la Villa Ombúes con su imponente castillo Tornquist fue vendido en dos ocasiones y quedó abandonado  por muchos años, una vez que la  familia Blaquier se mudó de allí. En 1973 la República Federal de Alemania adquirió el amplio terreno (de una superficie de 17.759 m²) sobre la calle Villanueva, ubicado entre los barrios de Palermo y Belgrano, y llamó a un concurso de arquitectos en el año 1975. La obra fue adjudicada al arquitecto alemán Dieter Oesterlen y en marzo de 1980 se inició la construcción del edificio. En abril de 1983 la Embajada se pudo trasladar a su nuevo edificio, que mantiene la línea arquitectónica de los años 80 y alberga las instalaciones de la Embajada, del Consulado y de la Residencia, todo ello rodeado de un amplio parque. Ninguna otra Embajada extranjera en Buenos Aires se encuentra rodeada de tanto espacio verde. A la inauguración en 1984 asistieron el entonces Ministro Federal de Relaciones Exteriores Hans-Dietrich Genscher y el Presidente argentino Raul Alfonsín.Buenos Aires es una ciudad llena de mitos, leyendas y cuentos de fantasmas. También existe la leyenda que en el predio de la Embajada habita un fantasma y que hace allí de las suyas desde que se fue la familia Blaquier. Sin embargo, parece que hasta ahora ha estado muy tranquilo.

El edificio de la Embajada

La Embajada de Alemania en Buenos Aires

Broschüre mit Informationen über die Geschichte der Botschaft