Invertir en Alemania - 10 argumentos convincentes

1. Economía de punta – Un gran mercado
Alemania es el motor de la economía europea y a nivel mundial ocupa el cuarto puesto. Esto también beneficia a los inversores. El mercado interno alemán, con sus 82 millones de habitantes, representa el 17% de la población de la Unión Europea (UE) y genera un 20% de su PBI. Por su ubicación central Alemania también es una plataforma de distribución para productos y servicios y ofrece un excelente acceso a los mercados emergentes en la Unión Europea ampliada.

2. Global Player - Nación exportadora
Alemania es el segundo país exportador a nivel mundial, apenas por debajo de China, después de 6 años consecutivos de ocupar el primer puesto (2003-2008). “Made in Germany“, tradicionalmente un sinónimo de calidad y precisión a nivel mundial, se instala cada vez más también como emblema de productos innovadores. La alta reputación de productos manufacturados en Alemania beneficia asimismo a los  inversores extranjeros.
En los últimos años Alemania ha consolidado contínuamente su posición como destino atractivo para inversores y ocupa actualmente el 5° lugar a nivel mundial y el 2° en Europa como destino de inversiones extranjeras directas (IED).

3. Alta productividad

El secreto de nuestra competitividad radica en el alto rendimiento productivo y la excelente calidad, junto con reducciones en los costos por unidad salarial. Los procesos productivos de alta eficiencia junto con reformas sociales y laborales contribuyen a mejorar continuamente las condiciones marco en el plano económico. Con ello logramos uno de los mejores índices de la relación costo-rendimiento en Europa.

4. Excelente fuerza laboral

Contamos con un sistema de formación y capacitación de primer nivel. Más del 80% de los alemanes posee una formación profesional o estudios universitarios, superando el promedio de los países de la OCDE. El exitoso modelo alemán de la “formación dual“, en la cual se combinan la capacitación teórica y práctica, está completamente enfocado a las necesidades de la industria. Su reconocida calidad educativa es monitoreada a nivel nacional por las Cámaras de Industria y Comercio alemanas (IHK).
Remuneraciones estables, buen diálogo entre empresas y trabajadores, así como empleados leales, flexibles y con alta motivación y calificación son la base del éxito empresarial. Con una población económicamente activa de más de 40 millones de personas, de las cuales aprox. un 70% habla inglés, Alemania ofrece el mayor mercado laboral en Europa.

5. Potencia innovadora
Alemania concentra la mayor densidad ocupacional en investigación y desarrollo dentro de los principales países europeos. Nuestro Gobierno demuestra la prioridad que asigna a las actividades de investigación y desarrollo, destinando anualmente cifras importantes al fomento de actividades científicas. La estrecha cooperación entre la industria y los grandes institutos de investigación mundialmente reconocidos como los institutos Max Planck, Helmholtz, Leibnitz y Fraunhofer hacen que nuevas ideas se transformen rápidamente en productos comerciales a nivel internacional.
Aprox. un 20% de todas las patentes mundiales son desarrolladas por alemanes, lo mismo se aplica a la cantidad de patentes alemanas a nivel europeo. Especialmente las tecnologías del futuro en las areas de las energías renovables, las tecnologías ambientales y la nanotecnología experimentan un fuerte crecimiento.

6.Excelente infraestructura
Según estudios internacionales Alemania es líder en logística e infraestructura. Posee una densa red de autopistas, líneas de ferrocarril y aeropuertos internacionales, que garantizan una gran eficiencia y alta velocidad en el transporte de carga y pasajeros. El aeropuerto de Frankfurt es una plataforma de distribución internacional. El puerto de Hamburgo es uno de los mayores puertos de contenedores de Europa. Existe una excelente infraestructura de redes de comunicación y energía en todo el país.

7. Atractivos programas de promoción – sencilla radicación de empresas
Alemania cuenta con atractivos programas de promoción para inversores, independientemente de su nacionalidad u origen. Hay diversos programas para cada fase de la radicación – la oferta abarca desde subsidios directos y apoyo a actividades de investigación hasta la capacitación gratuita para el personal. La radicación de nuevas empresas es sencilla y sin complicaciones. Los costos moderados y previsibles, así como la agilidad en los trámites administrativos, facilitan los comienzos de una empresa nueva.

8. Impuestos competitivos
Como consecuencia de una profunda reforma impositiva, los impuestos a la actividad empresarial en Alemania se redujeron considerablemente, así como también los costos laborales. Esto nos brinda una importante ventaja competitiva  frente a Japón, los EE.UU., Canadá, Italia y Francia y abre las puertas a nuevos inversores.

9. Entorno seguro para inversiones – alta seguridad jurídical
Los empresarios e inversores encuentran en Alemania un marco jurídico de excelencia para garantizar seguridad y transparencia. Las ventajas son mundialmente reconocidas. El sistema jurídico alemán es modelo para muchos otros países. Un estudio del Foro Económico Mundial ubica a Alemania entre las naciones líderes en cuanto a “eficiencia del marco juridico-legal“ y en primera posición en “protección de la propiedad intelectual“. Para inversores extranjeros rigen las mismas condiciones que para empresas alemanas.

10. Excelente calidad de vida
Alemania es un país moderno, seguro y abierto al mundo con una alta calidad de vida. Su sistema de salud, educación, seguridad, oferta de deportes y esparcimiento, paisajes y cultura son sólo algunas de las razones por las cuales Alemania se convirtió en segundo hogar para más de 7 millones de extranjeros. En algunas zonas metropolitanas hay extensas comunidades extranjeras sumamente activas y con una infraestructura propia muy desarrollada.

"Investment Guide to Germany" (inglés)

Fábrica alemana