Agricultura y Alimentación

Vacunos son arriados por gauchos para su vacunación Ampliar imagen Vacunos son arriados por gauchos para su vacunación (© Ingrid Bargmann )

Versión: febrero de 2017

En la Argentina la agricultura tradicionalmente desempeña un papel fundamental para el desarrollo económico. El gobierno del Presidente Macri es conciente de ello. Por tal motivo, inmediatamente una vez asumidas sus funciones, introdujo un cambio fundamental en la política agraria. Derogó los cupos de exportación existentes para los productos agrícolas y eliminó casi todos los aranceles de exportación para los productos agrícolas. Esto generó un incremento en la exportación de granos y de soja, un aumento del ingreso y un impulso en las inversiones agrícolas.

A principios de 2017 el Presidente Macri introdujo, mediante un programa especial, la segunda fase para el fortalecimiento de la industria agrícola y alimenticia. El programa, con un volumende 430 millones de EUR, prevé la introducción de reintegros a las exportaciones, la formación de un nuevo fondo de inversiones agrícolas y medidas para mejorar la industria alimenticia argentina.

El objetivo del gobierno es que la agricultura de la Argentina se transforme de un proveedor preponderante de materias primas en un abastecedor de alimentos de alta calidad. Asimismo, es objetivo de este programa generar, sobre todo en los espacios rurales, ingresos adicionales y puestos de trabajo. De este modo la agricultura y la industria alimenticia contribuirán en forma notoria a la recuperación económica del país.

La agricultura argentina está exclusivamente orientada a la exportación. El 60 % del total de las exportaciones se generan en la actividad agrícola. A nivel mundial la Argentina se posiciona en undécimo lugar en el ránking de exportadores agrícolas. Después de Brasil es el segundo exportador netamente agrícola de América Latina. Los números de la agricultura argentina permiten afirmar que con su producción puede alimentar a 400 millones de personas.

Entre todas las ramas productivas la soja es, por lejos, el cultivo más importante. Se siembra en el 60% de la superficie agrícola. Predomina el método de siembra directa (datos para 2016/17: aprox. 20 millones de hectáreas, cosecha prevista aprox. 54 millones de toneladas). La soja es además el producto de exportación más importante del país. Existe una especial demanda mundial como forraje de alto contenido proteico. Por otra parte, Argentina y Brasil se cuentan entre los proveedores más importantes de soja texturizada/harina de soja y aceite de soja. La Argentina también produce biodiesel a partir del aceite de soja.

Los cultivos de cereales, en particular el maíz (2015/16: 35 millones de toneladas y el trigo (2015/16: 11 millones de toneladas) también se caracterizan por su relevante importancia para la economía. La cantidad total de cosecha de cereales y de oleaginosas se estima para 2015/16 en aprox. 108 millones de toneladas, lo cual representa un retroceso con respecto al año anterior, equivalente al 12 %. En la comparación plurianual se considera que es una cosecha inferior al promedio, debido, ante todo, a las condiciones climáticas poco favorables. No obstante, junto a los EE.UU. y Brasil la Argentina continúa siendo, a nivel mundial, uno de los mayores exportadores de maíz. Gracias a las condiciones favorables generadas por el nuevo gobierno, en el comercio de trigo la Argentina comenzó a recuperar su participación en el mercado de exportación de trigo, perdida por causa de las medidas implementadas por el gobierno anterior.

La producción de carne vacuna también se beneficia con la nueva orientación de la política agrícola. Los primeros datos de existencia de ganado indican una notable reactivación. Los reintegros a las exportaciones, introducidos por el nuevo gobierno, contribuirán a reanimar la exportación de carne vacuna. El gobierno se fijó el ambicioso objetivo de incrementar en diez veces a mediano y largo plazo la exportación de la producción nacional de carne vacuna, es decir llevarla de actualmente 1.100 millones de USD a 10.500 millones de USD en 2025.

Argentina está presente en los mercados internacionales de produccción lechera, porcina y avícola, pero no alcanza aún un nivel competitivo. Estas ramas productivas son un factor de preocupación para el Ministro de Agricultura Buryaile, y lo seguirán siendo durante un período previsible. La principal causa se debe a problemas estructurales. Para poder superarlos se requieren grandes inversiones, que el sector actualmente no puede generar por sí mismo y, por lo cual, dependerá de inversiones extranjeras.

Por otra parte, los productos pesqueros así como la fruta y el vino son de relevancia para el país, tanto en la producción como en la exportación.

Cabe mencionar también que el nuevo gobierno argentino interviene activamente a nivel internacional. La Secretaria de Mercados Agroindustriales, Marisa Bircher, participó a principios de año, en representación del Ministro Buryaile, en la Reunión G20 de Ministros de Agricultura en Berlín, en el Global Forum for Food and Agriculture (GFFA) 2017 y en la 9a. Conferencia Mundial de la Alimentación en Berlín. Por otra parte, suscribió un programa de trabajo bilateral con 8 temas centrales ( agricultura sustentable, bienestar animal, bioeconomía, cultivos no modificados genéticamente, entre otros), celebrado entre los Ministerios de Agricultura de Alemania y Argentina. 

Links de utilidad

Aquí podrá encontrar mayor información acerca de política de protección al consumidor, política agraria y política comercial.

Agricultura y Alimentación

Molino típico