Panorama de la investigación en Alemania

Solaranlage Ampliar imagen (© dpa/pa)

Alemania es un país de ideas. Se asigna fundamental importancia a la educación, a la ciencia, a la investigación y al desarrollo. En un continente europeo sin fronteras y en un mundo de mercados globalizados la educación provee los instrumentos necesarios para poder aprovechar las oportunidades de fronteras abiertas y de redes internacionales de conocimiento. El sistema educativo y universitario alemán se encuentra atravesando un proceso de profunda renovación, que ya exhibe los primeros logros: Alemania es uno de los países preferidos para cursar estudios universitarios, es un sitio de investigación internacional de primerísimo nivel y de desarrollo de patentes.

La investigación de primerísimo nivel se lleva a cabo en cientos de institutos científicos, agrupados en organizaciones como „Helmholtz-Gemeinschaft“, „Fraunhofer-Gesellschaft“ o „Leibniz-Gemeinschaft“. Precisamente en establecimientos de investigación extrauniversitarios los científicos altamente especializados encuentran condiciones óptimas para su trabajo, como sólo pocas otras instituciones pueden ofrecer a nivel mundial. Aquí se desempeñan los investigadores alemanes más productivos y se trabaja en las publicaciones más originales. Esto es aplicable, en particular, a los 77 Institutos Max Planck. Ya sea que se trate de la búsqueda de agua en Marte, del proyecto del genoma humano o la investigación de la conducta humana, los institutos Max Planck (IMP) siempre participan cuando se trata de un campo científico hasta ese momento desconocido. Desde su creación en 1948, los científicos del IMP conquistaron 17 premios Nobel y numerosas otras distinciones internacionales. El premio Nobel de Química en el año 2007 fue otorgado al Director del IMP, Gerhard Ertl. El atractivo de la Sociedad Max Planck se sustenta en su concepto de investigación: sus institutos determinan los temas en forma autónoma, obtienen las mejores condiciones de trabajo y tienen mano libre para seleccionar a sus colaboradores. Llegar a director de un IMP es para muchos científicos el punto culminante de su carrera.

Lo que es poco frecuente en Max Planck es, en cambio, vital para los institutos de „Fraunhofer-Gesellschaft“:la estrecha cooperación con la industria. Los más de 80 establecimientos de investigación desarrollan investigación aplicada, en particular en el campo de la Ingeniería. Los expertos de Fraunhofer llevan a cabo su trabajo tanto en el laboratorio como en las plantas industriales, ya que las órdenes de trabajon provienen habitualmente de las empresas, en particular de las medianas empresas.

Los 86 institutos de „Leibniz-Gemeinschaft“ no sólo se especializan en Biociencia y Ciencias Naturales, sino que también se desempeñan en las áreas de Humanidades, Ciencias Sociales y Ciencias Económicas. El instituto Ifo para investigación económica, que regularmente publica el índice del clima de negocios, integra este conglomerado al igual que el Museo Alemán en Munich, uno de los museos de Ciencias Naturales y Técnica más renombrados a nivel mundial, el Instituto Bernhard Nocht de Medicina Tropical en Hamburgo y el Instituto de Lengua Alemana de Mannheim, que acompaña desde lo científico a la evolución del idioma alemán.

Bajo el paraguas de la „Helmholtz-Gemeinschaft“ se agrupan 16 institutos de alta tecnología de la investigación alemana. Se trata de instituciones de magnitud, con frecuencia extremadamente costosas, conocidas mundialmente, como la Sociedad para la Investigación de Iones Pesados (GSI), el Centro Alemán de Investigaciones Oncológicas (DKFZ), el Centro de Electrones y Sincrotrones en Hamburgo (DESY) o el Instituto Alfred Wegener de Investigación Polar y Oceanográfica. Cada año los Institutos Helmholtz atraen a miles de investigadores extranjeros, para trabajar en instalaciones exclusivas a nivel mundial para ensayos físicos o médicos.

Panorama de la investigación en Alemania

Deutscher Zukunftspreis Lichtmikroskop